Jubilaciones: en reunión con FEDUBA, Yasky confirmó que denunciará a la UBA ante la OIT

Foto: India Rodríguez

Hugo Yasky y la mesa nacional de la CTA recibieron esta mañana a la comitiva de FEDUBA, sindicato de docentes de la Universidad de Buenos Aires, que fue acompañada por Adriana Clemente, vicedecana de la Facultad de Sociales de la UBA y Graciela Morgade, Secretaria Académica de la Facultad de Filosofía y Letras. Asimismo, participaron, entre otros, los profesores Norberto Alayón, Daniel Cieza, Eduardo Grunner, la secretaria general de FEDUBA, María Ines Vignoles, Mario Toer, Secretario Adjunto y Federico Montero, Secretario Gremial, junto a delegados de las Facultades de Ingeniería, Derecho, Filosofía y Letras, Sociales y el CBC.

Yasky expresó su “completa solidaridad con los docentes de la UBA y la exigencia del pleno cumplimiento de la ley nacional”. Asimismo, sostuvo que “parece mentira que las autoridades de la UBA ataquen a los docentes que sufrieron la Noche de los bastones largos y la última dictadura. Estos docentes fueron el puente para formar a los jóvenes ante la ausencia de una generación intermedia diezmada por la represión”. Finalmente, ante el planteo de los docentes y FEDUBA, propuso elevar la denuncia ante la OIT en Ginebra, donde viajará la semana próxima.

La reunión se produjo tras la aprobación de la resolución 4468 del Consejo Superior de la UBA que prevé dejar cesantes en un plazo máximo de un año a destacados docentes e investigadores de esa casa de estudio, en el marco de un conflicto que la UBA mantiene desde hace más de tres años con los docentes al no reconocer el derecho, previsto por la ley 26.508, de extenderse en su cargo cinco años más luego de la edad jubilatoria prevista en el estatuto de la UBA.

En la misma, se planteó profundizar las acciones gremiales, legales y políticas para exigir el cumplimiento de la ley de jubilaciones a través de una solicitada que ya está circulando, una campaña de difusión y la presentación de un nuevo amparo colectivo junto a la denuncia ante la OIT que se reúne la semana que viene en Ginebra.

Amparándose en una interpretación obtusa de la autonomía universitaria, la UBA no sólo viola el cumplimiento de una ley nacional sino que lesiona las posibilidades de muchos docentes de acogerse al régimen jubilatorio, ya que muchos docentes no cumplirán con los años de aportes. Asimismo, la UBA va contra el propio espíritu de su estatuto, que en 1958 fijó en 65 años la edad jubilatoria con el objetivo de extender a los docentes en sus cargos más allá de la edad jubilatoria que en ese momento era de 58 y 62 años para mujeres y varones respectivamente. Paradójicamente hoy pretende aplicar el estatuto en un sentido contrario.

Con este tipo de medidas, las autoridades de la UBA no sólo siguen desconociendo la Ley nacional, sino que incurren en el riesgo de vaciamiento institucional al desconocer la labor intelectual de sus trabajadores docentes con una carrera en la UBA. Esta labor es la que permitió que la institución obtuviera  reconocimiento por la producción de conocimiento de sus docentes e investigadores, los mismos a los que hoy se está maltratando. Se deja fuera del sistema universitario a docentes e investigadores que, a través de su trabajo en las aulas y sus publicaciones, marcaron el rumbo del pensamiento universitario argentino.

“El conflicto es grave por dos razones: en primer lugar porque afecta los derechos de los docentes y deja afuera de la institución a colegas con años de trayectoria en producción científica, docencia y formación. Pero además, sienta un precedente nefasto al ampararse en la autonomía universitaria para vulnerar los derechos de los docentes que, junto al personal administrativo, sostenemos la universidad pública”, señaló Federico Montero, Secretario Gremial de FEDUBA. “La autonomía es un principio constitucional previsto para la organización de los planes de estudio y la labor académica, no una patente de corso. Las universidades públicas son instituciones parte del Estado nacional y las condiciones de trabajo de los docentes inciden directamente en las tareas académicas, de investigación y de extensión”, agregó Montero.

Luego de la reunión con la mesa nacional de la CTA, se lanzará una nueva campaña por el cumplimiento pleno de la ley, una solicitada y una conferencia el próximo 30 de mayo en la Facultad de Sociales donde se presentará el amparo colectivo y la denuncia que Yasky elevará a la OIT. Acciones que se suman a las acciones gremiales, políticas y judiciales que FEDUBA viene realizando junto a CONADU, la Federación Nacional de Docentes Universitarios que estuvo presente en la reunión a través de Pedro Sanllorenti y Yamile Socolovsky.

 

Cobertura mediática de la reunión de FEDUBA en CTA:

– “Sería un colapso institucional”, diario Página 12.

– “Docentes de la UBA:reunión de FEDUBA y CTA”, Agencia CTA.