Observatorio de Medios: CONADU adhiere a la resolución del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Sociales

sociales.jpg El siguiente es un documento en adhesión a la resolución del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Sociales sobre la actuación de los medios de comunicación frente al lockout agrario. La iniciativa es acompañada por CONADU, que se suma a las distintas expresiones que apoyan la inicitiva de esta prestigiosa Unida Académica, en el marco de la tarea que los científicos sociales han comenzado a desarrollar para analizar la actuación de algunos medios de información de alcance nacional. El documento rechaza los cuestionamientos surgidos desde algunos sectores contra la resolución del Consejo Directivo de Sociales, puesto que ponen en peligro el sentido más amplio de lo que supuestamente pretenden defender: la libertad de expresión.

POR EL DERECHO A LA INFORMACIÓN

Las personas, instituciones y organizaciones sociales abajo firmantes manifestamos nuestra adhesión a lo actuado por la Facultad de Ciencias Sociales (UBA) y sus autoridades, a partir de la resolución de su Consejo Directivo que manifestaba su preocupación por ciertos rasgos parcializados y aún discriminatorios en el tratamiento que varios medios de comunicación hicieran del reciente conflicto promovido por el lock out de las organizaciones rurales.

Más allá de cualquier diferencia ideológica o política que podamos tener en otros terrenos, consideramos que una resolución como la mencionada es un acto legítimo y aún ética y académicamente obligatorio, tomado en pleno e irrenunciable ejercicio de su soberanía y autonomía por parte del máximo órgano de gobierno de la Facultad, compuesto por representantes de los tres claustros legítimamente electos por la comunidad universitaria.

En este contexto, los ataques e imputaciones aludidos -sobre todo tomando en cuenta que en ningún caso intentaron refutar o siquiera poner en discusión los razonamientos teóricos y científicos esgrimidos por una Facultad que contiene a la carrera de Ciencias de la Comunicación- podrían estar creando un peligrosísimo antecedente al cuestionar, precisamente, la libertad de expresión y la autonomía incluso científica de una institución pública sostenida con el esfuerzo económico de toda la ciudadanía.

Ese peligro trasciende largamente, por lo tanto, a una Facultad o a un decano, para afectar seriamente no sólo a la UBA y a la educación pública en su conjunto, sino a derechos constitucionales y políticos básicos como son el derecho a la información veraz, a la educación pública, a la auténtica libertad de opinión, al debate racional y fundamentado de los grandes temas nacionales.

Exhortamos entonces a los responsables de esta “campaña” a reflexionar profundamente sobre una actitud que muy poco contribuye a la conformación de ideas en una auténtica cultura democrática por la cual la sociedad argentina viene batallando duramente en este último cuarto de siglo.

Adhiere CONADU (Federación Nacional de Docentes Universitarios)

Firman

Carlos De Feo: Secretario General

Pedro Sanllorenti: Secretario Adjunto