Ariel Basteiro: “No es la primera vez que la UNASUR tiene rapidez de reflejo para reunirse y repudiar intentos de agresión, de desestabilización democrática o golpes de Estado”

 Basteiro

Desde Cochabamba, en “CONADU en el medio” compartimos con Ariel Basteiro, embajador argentino en el Estado Plurinacional de Bolivia, los entretelones del encuentro de Jefes y Jefas de Estado de la UNASUR organizado a raíz de la detención de Evo Morales en Europa.

– Cristina Pauli (CP): Ariel, queremos saber qué significado tuvo esta reunión de la UNASUR en la ciudad de Cochabamba.

– Ariel Basteiro (AB): Fue una reunión más que importante. Me parece trascendente, porque a Cochabamba se acercaron cinco presidentes, más Evo Morales, para solidarizarse y acompañar al pueblo, al presidente y al gobierno boliviano contra la actitud de algunos países europeos que, violando todas las normativas, todo el derecho legal y diplomático a nivel mundial, imposibilitó el libre tránsito del avión oficial del presidente Evo Morales, su derecho a aterrizar o a volar cielos y poniendo en peligro la vida del propio Morales y de toda su comitiva.

El documento, la declaración que acordaron los presidentes en Cochabamba plantea el repudio a esta actitud de esos países europeos. Reclama también que se pidan disculpas por este tema y se aclaren los motivos por los cuales se tomaron esas medidas. Me parece muy buena la solidaridad por parte de nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner, del presidente Correa, del presidente Maduro, de Pepe Mujica y del propio presidente de Surinam. Es una solidaridad activa, con su presencia delante de Evo Morales para abrazarlo, para acompañarlo y obviamente para demostrarle al mundo y fundamentalmente a esos países que hay una unidad muy fuerte de la región contra estas actitudes de provocación.

– CP: ¿Estaba acordado el plan de vuelo? Porque entiendo que se establece antes de que un presidente decida hacer una gira.

– AB: Sí. Ayer Evo Morales en el inicio del encuentro con los presidentes explicó detalladamente cómo fue todo el mecanismo, todo el proceso, y sí, obviamente el plan de vuelo se tiene acordado de antemano. Cuando estaban saliendo, minutos antes de que el vuelo estuviera despegando, Portugal informa que negaba o cancelaba el derecho de aterrizaje en Portugal. Se busca un aeropuerto alternativo en España, pero España también se niega. Cuando llega a cielo francés se encuentra con la imposibilidad de sobrevolar suelo francés y debe volver a Moscú, al punto de partida. Era complicado pues no había tanta autonomía para volver a hacer los más de 2500 kilómetros que se habían hecho, así que tuvo que aterrizarse de emergencia en Austria. Esto es lo inexplicable y lo que viola toda norma jurídica del derecho penal internacional.

– CP: Y hasta podríamos decir humanitario. Pero lo importante fue la reacción veloz, la reacción rápida de la UNASUR…

– AB: No es la primera vez que la UNASUR tiene rapidez de reflejo para reunirse y repudiar intentos de desestabilización democrática, golpes de Estado o, como es en este caso, una agresión lisa y llana por parte de países europeos a una país de la región sin que medie ningún hecho o actitud. Entonces lo que hay que seguir planteando y demostrándole al mundo es que aquellos que se llaman “países del primer mundo, civilizados”, que se quieren poner como los padres del derecho internacional o de los derechos humanos son los que lo violan sistemáticamente.

Nuestra Presidenta muy claramente lo especificaba, lo decía en el día de ayer. Si eso hacen con un Presidente de una Nación que tiene obviamente recursos, medios y condiciones para dar a conocer la situación, qué le queda al ciudadano de a pie… Se dan hechos aberrantes de violación a la libertad personal y a la libertad de tránsito. Y me parece que esos países europeos lo hacen diariamente con los migrantes, por ejemplo, al no dejarlos entrar sin que medie tampoco ningún conflicto.

– CP: ¿Y cómo lo tomó la población boliviana?

– AB: Con mucha bronca y comprometiéndose, apoyando y acompañando al presidente y las decisiones que él fue tomando. Porque también hay que reivindicar la actitud de Evo de no aceptar, bajo ningún punto de vista, la modificación del plan de vuelo o que se le requisara el avión. Porque, vuelvo a repetir, hubiese sido una humillación absoluta. Y ese hecho fue acompañado por el pueblo boliviano. También, algo curioso para la política local: todos los líderes de los partidos de la oposición en mayor o menor medida fueron pronunciándose y acompañando y repudiando la actitud de estos países europeos.

– CP: Realmente estamos viviendo una época diferente, porque esto hace unos años no hubiera sido posible. Y en este caso, frente a algo que se le hizo a un presidente latinoamericano el resto de América latina dice: “Nos lo hicieron a todos”. Creo que es una actitud que también sucede con Malvinas y con otros temas, y está muy bueno que eso sea así.

– AB: Así es. Por suerte, los procesos de cambios en nuestros países y los presidentes que tenemos nos han permitido estar viviendo estos momentos y creo que hay que defenderlos, acompañarlos y comprometerse todos los días un poco más.

 

Entrevista desgrabada por Gabriel Di Battista.