Memoria por la Verdad y la Justicia

En conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) participó de un acto organizado por el Ministerio de Educación de la Nación en homenaje a los 600 docentes y a los centenares de alumnos y estudiantes primarios y secundarios detenidos y desaparecidos durante la última dictadura militar.

Con la presencia del ministro de Educación, Alberto Sileoni; el secretario de educación, Jaime Perczyk; el secretario de políticas universitarias, Alberto Dibbern; el rector de la universidad de General Sarmiento, Eduardo Rinesi; la secretaria general de CTERA, Estela Maldonado; el secretario general de SUTEBA, Roberto Baradel; el secretario General de CONADU, Carlos De Feo; la coordinadora del Instituto de Estudios y Capacitación (IEC-CONADU), Yamile Socolovsky y el secretario de Prensa de CONADU y Gremial de FEDUBA, Federico Montero, entre otros, durante la ceremonia se descubrió una placa en el hall principal del Palacio Sarmiento que recuerda a las víctimas del Terrorismo de Estado.

Además, la Federación Nacional de Docentes Universitarios participó de la movilización por los 36 años del golpe cívico militar convocada por Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Hermanos de Desaparecidos por la Verdad y la Justicia e Hijos (Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio), bajo la consigna “Los grupos económicos también fueron la dictadura”.

La columna de la CONADU marchó junto a la CTA, encabezada por su secretario general Hugo Yasky, y compañeros de los sindicatos de la Universidad de La Plata (ADULP), de la Universidad de Buenos Aires (FEDUBA), de la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de General Sarmiento (ADIUNGS) y del Instituto Universitario Nacional del Arte (ADAI).

Cuando la multitudinaria marcha llegó a la Plaza de Mayo, las organizaciones leyeron un documento que destacó: “Con los genocidas en el poder se implementó un plan económico, político, social y cultural contra el pueblo. Apoyando e instigando este golpe de Estado estuvieron los grandes grupos económicos. Exigimos juicio y castigo porque fueron parte de los que financiaron y se beneficiaron. Se enriquecieron con la dictadura y fueron partícipes: sin ellos el genocidio no hubiera sido posible”.