Las verdaderas razones del paro de los docentes universitarios

r1.jpg Este es el análisis de la conducción de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), respecto de aquellos dirigentes de otra Federación que durante el conflicto docente intentaron comparar el lock out patronal del campo, con los legítimos derechos de los trabajadores docentes universitarios. Quienes a diario visitan la página web de CONADU y leen sus documentos y comunicados, saben con claridad cuál es la postura política y sindical de la conducción de la Federación respecto de la etapa política que atraviesa el país.


Con un éxito total finalizó el paro de 48 horas realizado por la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) en las universidades de Córdoba, La Plata, Río Cuarto, San Luis, Mar del Plata, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chilecito, Rosario, Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, Formosa y Universidad de Buenos Aires.

En ese marco la medida de fuerza a motivado declaraciones desafortunadas de la conducción de la CONADU Histórica, que no coincide con la posición política y sindical de nuestra Federación (CONADU). En las mismas, vertidas al diario “Página 12”, una dirigente de esa Federación comparó el legítimo reclamo de los trabajadores docentes universitarios con la situación planteada por los productores agropecuarios durante el lock out patronal de 21 días, que produjo una grave crisis que afectó al conjunto del pueblo argentino.

Esta dirigente de la conducción de CONADU Histórica, aseguró que “esto de que los tres gremios coincidamos en un paro de 48 horas lo puede lograr solamente Cristina Fernández de Kirchner, como hizo con el campo”, en alusión al hecho de que las federaciones CONADU, CONADU Histórica y Fedún coincidieron en el paro de 48 horas realizado en todas las Universidades Nacionales del país.

Un análisis de este tipo expresa o bien una preocupante ligereza, o bien la pretensión deliberada de capitalizar con fines no declarados la coincidencia en las fechas de nuestras respectivas convocatorias al paro. No se puede comparar el legítimo reclamo de los docentes universitarios con el reclamo de los patrones del campo, quienes no tuvieron empacho en defender sus rentas extraordinarias perjudicando con el desabastecimiento de productos alimenticios al conjunto de la población, y provocando con ello una situación en la que los sectores minoritarios que desconocen la legitimidad de origen que asiste al actual gobierno, se sumaron al intento de instalar un proceso de desestabilización política.

Oportunamente, CONADU ha hecho público su respaldo a la determinación del gobierno nacional de establecer un esquema de retenciones móviles a las exportaciones agopecuarias, en función de su incidencia en la diversificación de la producción, en la preservación de la soberanía alimentaria, y en las posibilidades de consumo de alimentos para la mayoría de la población, pero, sobre todo, en tanto ellas constituyen un aspecto indispensable para sustentar otras políticas públicas que permitan lograr una justa distribución de la riqueza en nuestro país.

CONADU ha reiterado y difundido, en innumerables oportunidades, sus posiciones respecto del proceso político que se abrió en el país en los últimos años. Para conocerlas basta con consultar nuestra página web (www.conadu.org.ar) y leer los documentos y comunicados que expresan nuestra línea de pensamiento político y sindical.

No podemos permitir que las desafortunadas declaraciones de la Secretaria General de CONADU Histórica alienten manipulaciones oportunistas que contribuyan a generar la misma confusión que numerosos operadores políticos y mediáticos intentaron sembrar durante el lock out patronal de los ruralistas, en la que con dosis importantes de mala intención se pretendió oscurecer cuál era el verdadero eje del conflicto. Que quede claro: el lock out patronal de las entidades agropecuarias pretendía evitar la legítima intervención del Estado en el establecimiento de las retenciones; el paro de los docentes universitarios es una acción que forma parte de la lucha gremial de los trabajadores por mejorar los términos de la distribución del ingreso.

Seguimos sosteniendo nuestra voluntad de retomar las negociaciones con la Secretaría de Políticas Universitaria la cuestión salarial, a pesar de que los funcionarios del Ministerio de Educación no han dado suficientes muestras de querer destrabar una situación de alta conflictividad. Es curioso pues ello ocurre en un marco en el que desde el Estado Nacional se habla abiertamente de rol de las UU.NN. como una herramienta necesaria para el desarrollo con equidad. Tenemos la fuerte impresión de que hay una fuerte contradicción, o falta de sintonía, entre la perspectiva del Gobierno Nacional y el abordaje del problema salarial que lleva adelante el Ministerio de Educación.

Por último queremos dejar por sentado que reclamamos de parte de las autoridades una mejora real de su propuesta, como necesaria demostración de que existe una genuina disposición a hacer de la Mesa de Negociación Salarial, efectivamente, un ámbito de negociación, que nos permita avanzar en el proceso de recomposición de los salarios de los docentes universitarios.

Carlos De Feo: Secretario General CONADU

Pedro Sanllorenti: Secretario Adjunto CONADU