Contundente movilización universitaria, en unidad contra el ajuste y por mayor presupuesto

En el marco del plan de lucha de la CONADU contra el ajuste del gobierno y el FMI por mayor presupuesto universitario y para revertir las políticas de desmantelamiento del Estado y del sistema de producción de conocimiento en Argentina, se llevó a cabo hoy la jornada de paro nacional y movilización al Congreso, en unidad con la CTERA, SADOP, FAGDUT, FEDUN y FATUN, para reclamar acciones legislativas de emergencia presupuestaria para la universidad pública, la educación y la ciencia y la tecnología.

Con los recuerdos siempre presentes de Carlos Fuentealba, Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, y el pedido de esclarecimiento urgente del secuestro de Corina De Bonis, el Secretario General de CONADU, Carlos De Feo, tomó la palabra durante el acto: “Nos manifestamos en contra de una política que pretende terminar con el Estado que piensa en los más desposeídos, en la soberanía, en un futuro para todos, que piensa en la salud, en la educación y en el trabajo de los argentinos. Hoy, todos los sindicatos del sistema educativo estamos en la calle porque la educación es parte constitutiva de ese Estado”.

En la misma línea se manifestó Federico Montero, Secretario de Organización de CONADU: “El principal problema de las universidades tiene que ver con el presupuesto. Hay 20 universidades en Argentina que han declarado la emergencia presupuestaria. Esto significa que el dinero que tienen asignado para funcionar no les alcanza para seguir abiertas de acá a fin de año. Después de la Gran Marcha Universitaria del jueves 30 de agosto, la respuesta del gobierno fue cerrar el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y el Ministerio de Salud, es decir seguir con un ajuste muy grande. Este no es un problema simplemente salarial, sino estructural. Lo que está en juego es la continuidad de la universidad, de la educación pública en su conjunto”.

Falta de quórum

La multitudinaria movilización desde el Ministerio de Educación al Congreso fue replicada en distintos puntos del país con un mismo entramado social: representaciones gremiales, organizaciones estudiantiles de todos los niveles educativos y el sector científico-tecnológico para denunciar que la política de ajuste implementada por el gobierno de la Alianza Cambiemos condujo a las instituciones educativas y de producción de conocimiento a un nivel de crisis que torna insostenible su adecuado funcionamiento.

Así lo explicó Verónica Bethencourt, Secretaria Gremial de CONADU: “Hemos dicho durante todo el año que las universidades están en peligro y nos hicimos presentes hoy en el Congreso para reclamar un conjunto de leyes que den cuenta de la emergencia educativa. En particular, la emergencia en la universidad a partir de dos leyes fundamentales que atiendan por un lado un nuevo programa de becas y, por otro, a las cuestiones específicas presupuestarias que tienen que ver con la actualización de los montos para garantizar el funcionamiento básico de las universidades”.

Se esperaba que hoy se trataran en la Cámara de Diputados de la Nación cinco Proyectos de Ley presentados para afrontar algunos de los aspectos más sensibles de esta crisis, relativos al funcionamiento de la Paritaria Nacional Docente, la infraestructura escolar, el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), las becas estudiantiles para educación superior y la emergencia presupuestaria en las universidades. Otros proyectos relativos a la situación crítica del sistema científico-tecnológico también debían ser puestos en consideración de manera perentoria. Sin embargo, al no presentarse en el recinto, los diputados y las diputadas de Cambiemos hicieron caer por falta de quórum la sesión especial convocada por el bloque del Frente para la Victoria-PJ y apoyada por un amplio espectro de bloques.

“Les decimos a los legisladores que no votaron que se termina el tiempo y se les caen las caretas. Hoy sabemos quién es quién. Por eso, tengan cuidado señores legisladores: los vamos a estar esperando y van a tener que rendir cuentas de lo que hacen. Y guarden a sus perros que ayer largaron a la calle porque no nos van a parar”, expresó De Feo.

Además de las representaciones sindicales, también estuvieron presentes en el acto Hugo Yasky, Roberto Baradel, Laura Alonso, Roberto Salvarezza y Axel Kicillof, entre otros/as. Se recibieron adhesiones de solidaridad desde Uruguay, España, desde la Central Única dos Trabalhadores (CUT Brasil), el Comité Directivo de Action for Argentina en el Reino Unido, la University and College Union (UCU – Gran Bretaña) y la Federación Nacional de Docentes Universitarios del Perú (FENDUP).

Para finalizar, De Feo marcó la cancha hacia adelante: “Los trabajadores docentes y de otros estamentos del Estado vamos a estar juntos luchando en la calle para crear la alternativa para 2019, porque es necesario expulsar a esta secta de ladrones que hace 200 años roban las riquezas de la Argentina y matan de hambre y secuestran al pueblo. Pero se acabó. Estamos dispuestos a seguir luchando. La calle es nuestra y se los estamos demostrando todos los días. Pero no se confundan. Esta lucha no es para que nadie se vaya en helicóptero. Se tienen que ir cuando el voto de los argentinos les demuestre que se acabó su ciclo. Construyamos esa alternativa”.

 

 

 

 

Hacer click aquí para ver más imágenes de la jornada

 

Hacer click aquí para acceder al documento “La Educación está en peligro. No nos roben el Futuro” leído por las organizaciones estudiantiles durante la marcha a Congreso.