A 38 años de la dictadura cívico militar

En el día de la Memoria , la Verdad y la Justicia, CONADU participa de los diferentes actos conmemorativos junto con los organismos  de Derechos Humanos, las Madres, las Abuelas, los hijos y los trabajadores.
Al medio día marchamos con la consigna “Democracia o corporaciones”, concentramos con la Cta en Cerrito y Avda de Mayo a las 12 hs
Por la tarde, a partir de las 17 en el Espacio Memoria y Derechos Humanos ubicado en Avenida del Libertador 8151, adherimos al acto por los diez años de la recuperación del predio de la ex ESMA y la creación del Espacio Memoria y Derechos Humanos.

Compartimos el comunicado de la secretaría de Derechos Humanos de CONADU:

A fin de hacer un llamado a la reflexión, resulta oportuno recordar un fragmento de la Carta del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel: “La memoria nos ayuda a iluminar el presente y a generar el futuro en la vida de los pueblos y en nuestras propias vidas. La historia es memoria de la vida de los pueblos, que se fue construyendo en el tiempo, entre luces y sombras, entre el dolor y la resistencia. Argentina es sacudida y violentada por la última dictadura militar y por todas las dictaduras implantadas en América Latina impuestas a través de la Doctrina de Seguridad Nacional por los EE.UU. Los golpes militares y sus mecanismos del terror, metodologías que llevaron al asesinato, torturas, desaparición de personas, destrucción de la capacidad productiva del país, y los miles de exiliados dispersos en el mundo, están en nuestra memoria……..

Dicen que la memoria de un pueblo afianza su identidad y su futuro.
Hoy a 38 años del inicio de la etapa más oscura de Argentina a través del golpe cívico-militar, y luego de años de lucha contra la impunidad, para afianzar democracia del país, debemos recordar que la memoria se construye en libertad, con verdad y justicia.
Argentina, hace 38 años, con el Terrorismo de Estado, sufrió la desaparición de estudiantes obreros, trabajadores, líderes políticos y sindicales, científicos, docentes y militantes con ideales, valores y sentido de libertad y democracia. Y con ellos intentaron desaparecer sueños, convicciones, luchas, lealtades, silenciar voces y ocultar identidades.
Con la fuerza de familiares, victimas y organizaciones, que han trabajado y se encuentran trabajando con la firme convicción de que un país se construye con memoria, verdad y justicia, y no obstante todos los avances procurados en pos de juzgar a responsables, recuperando sitios de dolor y muerte, y consolidando la memoria colectiva para lograr la plena vigencia de derechos humanos, aun restan luchas que librar.

Esas luchas se dirigen a evitar la resistencia corporativa judicial, que se traduce en lentitud y burocracia en materia de juicios de todos los responsables de sostener en cada punto del país el Terrorismo de Estado, impedir la flexibilización y la licuación de las condenas impuestas a los condenados en juicios de Lesa humanidad , derrumbar las barreras que impiden la unificación de causas y lograr el tratamiento de testigos y testigos-victimas conforme a las Resolución Nº 2038 de Naciones Unidas. También, el desafío sigue siendo el diseño de una Política de Estado en materia de Búsqueda de los compañeros desaparecidos , que hagan de ella una prioridad y que permitan a sus familias esclarecer el paradero de sus seres queridos y así elaborar el duelo, que hasta de ello han privado.

A 38 años de la mayor herida que ha sufrido Argentina, los docentes de la Universidad pública estamos llamados a contribuir en la construcción de un país con memoria, verdad y justicia, formando ciudadanos conscientes de la historia para evitar repetirla.
Los docentes universitarios estamos llamados a trabajar y formar en libertad, democracia y en la participación.

Los docentes Universitarios estamos llamados a defender las instituciones democráticas en todo momento y lugar.
Los docentes universitarios estamos llamados a luchar por los sueños y proyectos de los colegas victimas y desaparecidos, aportando a la construcción de una Argentina igualitaria, equitativa, democrática, solidaria y justa.

Por la memoria, la Verdad y la Justicia…Nunca Más.

Secretaria de Derechos Humanos
CONADU

Mural del Salón de Actos de Campus Resistencia.  "Argentina, dolor y esperanza",  realizado por Amanda Mayor de Piérola, madre de una de las  victimas de la Masacre de Margarita Belen.

Mural del Salón de Actos de Campus Resistencia. “Argentina, dolor y esperanza”, realizado por Amanda Mayor de Piérola, madre de una de las victimas de la Masacre de Margarita Belen.