Conadu condena la represión a la comunidad Toba Qom en Formosa

“Los docentes universitarios condenamos la represión a la protesta de los pueblos originarios y nos solidarizamos con sus legítimos reclamos. Exigimos que se investigue a los responsables de la represión y que el Estado Nacional garantice el ejercicio de sus derechos históricos a los pueblos hermanos” sostuvo el Secretario General de Conadu, Carlos De Feo.

Declaración de la Federación Nacional de Docentes Universitarios Conadu ante la violenta represión de la protesta de la comunidad Toba Qom de Formosa.

La Federación Nacional de Docentes Universitarios, Conadu, expresa su repudio  a la violenta represión policial armada, con golpizas, acciones  de persecución,  desmantelamiento y desalojo de los asentamientos de la comunidad toba Qom de La Primavera  en la Provincia de Formosa.

Asimismo, exige el inmediato impulso de actuaciones judiciales que garanticen la no discriminación y la transparencia. Resulta escandaloso que a la fecha las investigaciones se centren en inculpar a los miembros de la comunidad Qom y no haya investigaciones sobre la represión policial y las condiciones y causas de detención de los 25 hermanos de la comunidad Toba que denunciaron maltratos.

En línea con el comunicado de Hugo Yasky, secretario general de la CTA, Conadu exige el respeto irrestricto y el cumplimiento de todos y cada uno de los derechos internacionales y constitucionales nacionales y de la provincia de Formosa referidos a los derechos humanos y diversidad cultural de los pueblos originarios. En particular, el cumplimiento de la Ley 26.160, prorrogada por la Ley 26.554 que prohibe el desalojo de territorios ocupados por las comunidades indígenas; así como el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), y la declaración de los derechos indígenas de las Naciones Unidas.

Por último, la Federación expresa su solidaridad y su apoyo a los reclamos históricos de la comunidad toba Qom cuyos miembros ancianos, mujeres, niños y jóvenes quienes, durante 4 meses, paciente y pacíficamente esperaron respuestas a sus reclamos ancestrales en  los cortes de ruta.

¡Urgente participación del Ministerio del Interior y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación con el fin de reparar, dar respuestas y soluciones a la comunidad agredida tan impunemente!

Que  NUNCA MÁS debamos soportar hechos propios del trágico y reciente período del terrorismo de Estado.