Cecilia Merchán: “La trata de personas es la esclavitud del siglo 21”

cecilia-merchan

Seguimos recordando un nuevo aniversario del Día Internacional de la Mujer hablando con Cecilia Merchán, ex diputada nacional y actual Coordinadora del Comité Ejecutivo de lucha contra la trata y la explotación de personas y para la protección y asistencia de las víctimas; un organismo creado a fines del año 2012 a partir de la reforma a la Ley de Trata.

CONADU: Cecilia, queríamos charlar un poco acerca de este espacio que lucha contra la trata y la explotación de personas. Un tema de estas épocas…

– Cecilia Merchán (CM): Este Comité se crea con la ley pero se constituye, se conforma en octubre del año pasado. Es un Comité integrado por el Ministerio de Desarrollo, el Ministerio de Trabajo, el de Justicia y el de Seguridad, y es coordinado por la Jefatura de Gabinete. Mi tarea es justamente coordinar la acción de todos los ministerios que tiene que ver con la prevención y la asistencia a las víctimas de trata y de explotación tanto sexual como laboral.

Lo que hemos avanzado en este corto tiempo de trabajo en conjunto es un montón, porque si bien el Estado argentino venía desarrollando programas muy serios como el de la Oficina de Rescate del Ministerio de Justicia o la oficina a cargo del Ministerio de Desarrollo Social que se ocupa de la asistencia posterior a la declaración de las víctimas, por ejemplo, el hecho de estar ahora trabajando todos juntos nos permite avanzar en el cumplimiento de la ley, y esto significa poder tener una visión bien integral de lo que significa la prevención, el trabajo en la sociedad y la asistencia a las víctimas rescatadas.

– CONADU: Es una tarea muy difícil juntar distintos ministerios y acciones…

– CM: Sí. Trabajar con una mirada integrada respecto de cualquier política es una tarea compleja, porque cada quien lo ve desde su propia perspectiva. Pero la verdad es que hemos avanzado muy bien en los cuatro ministerios y además empezamos a avanzar también con otros ministerios, instituciones y con organizaciones sociales. Yo creo que pronto vamos a poder notar cómo se despliega esta tarea.

De hecho ya hemos trabajado y tenemos en camino para lanzar seguramente los primeros días de abril una campaña en contra de la trata que se va a desplegar no solamente por todos los medios de comunicación sino también a nivel territorial con todas las oficinas del Estado Nacional que están en cada una de las provincias. Además, a mediados de marzo aproximadamente vamos a estar iniciando la inscripción a un curso virtual que van a poder realizar no solamente agentes del Estado sino también cualquier persona que esté interesada desde cualquier punto del país.

Y creo que todo esto tiene que ver con la posibilidad de que efectivamente para encarar un delito tan complejo como es el delito de la trata de personas se necesitan múltiples ángulos, múltiples aristas: acción de los ministerios, del conjunto de la sociedad, de las distintas instituciones. También pensar cómo trabajamos esto desde una cultura diferente, desde una cultura que no permita que las personas podamos ser consideradas mercancías.

– CONADU: ¿Cómo avalúas la situación hoy en día en este tema?

– CM: La situación de la Argentina, como la situación del mundo, es compleja. Estamos hablando de la esclavitud del siglo 21. Es un problema grave que debe preocuparnos al conjunto de la sociedad. Nosotros por año tenemos aproximadamente 1500 víctimas rescatadas de distintas redes, tanto de trata sexual como laboral. Por lo tanto, es un problema y un delito que no está para nada radicado en la Argentina. Lo que sí es importante rescatar y explicitar es que la Argentina está muy avanzada tanto en sus leyes como en las acciones que se llevaron adelante por parte del Poder Ejecutivo en estos últimos años. Desde 2008 que tuvimos la primera ley, con sus modificatorias en 2012 y todo el accionar que se fue llevando adelante desde los distintos ministerios. Incluso, la creación de un ámbito de la Fiscalía General de la Nación que está también destinado exclusivamente a la lucha contra la trata y la explotación. Además, a nivel latinoamericano y mundial, al Estado argentino nos convocan para cooperación internacional.

– CONADU: Es entonces esperable que se pueda ir, por lo menos, cercando este problema…

– CM: Yo creo que es esperable cercar este delito económicamente, de sus complicidades y cercarlo también culturalmente. Que podamos tener una cultura distinta, una sociedad que no permita que estas cosas sucedan.

– CONADU: ¿Cuáles son los ejes de la campaña que están por lanzar?

– CM: Los ejes de la campaña van a estar destinados a difundir no solamente el número gratuito de denuncias que es el 145 sino a sensibilizar a la sociedad en el tema de trata laboral de la cual casi ni se habla y también trata sexual, y apuntar fundamentalmente a quienes consumen, a quienes pagan por sexo. Esa parte de la campaña se va a concentrar muy fuerte durante el mundial, porque específicamente es una época donde la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual es enorme. Entonces se va a difundir lo que el Estado tiene como herramientas y a visibilizar la problemática y a los distintos actores de esta problemática.

CONADU: Y tratar también de que quienes son víctimas puedan tener un trato correcto…

– CM: Por supuesto, que las víctimas puedan efectivamente encontrar una manera de salir de la situación también es importante. Pero sabemos que una persona cuando entra en una red vive muchas más complicaciones, por eso la prevención es muchísimo más importante. También saber que la denuncia en el 145 no solamente puede hacerlo una víctima sino cualquiera.

– CONADU: ¿El 145 ya está habilitado y es para todo el país?

– CM: Está habilitado, es para todo el país, funciona las 24 horas y además la denuncia es anónima. Si conozco una situación o un prostíbulo donde noto que hay explotación o un taller textil donde efectivamente veo que entran y salen niños, niñas, o adultos que están todo el tiempo ahí puedo hacer la denuncia. Después, la investigación corre por la fiscalía, el juzgado y las fuerzas de seguridad; de todo lo demás se tiene que encargar el Estado. Pero el 145 es un número al que podemos recurrir todos desde cualquier punto del país y de manera anónima.

 

 

Entrevista hecha por Cristina Pauli y desgrabada por Gabriel Di Battista.