Plenario de Universitarios con Hugo Yasky: “La CTA tiene que ser el movimiento sindical convocante del campo popular”

La CTA vive un proceso de gran movilización y debate en torno de las elecciones del próximo 23 de septiembre. Hugo Yasky, actual Secretario General, llegó directo desde Misiones y se encontró con un aula de la UBA desbordada de militantes comprometidos en la campaña de la Lista 10. Convocados por FEDUBA, el gremio de base de CONADU en la UBA, un amplio grupo de sectores vinculados a la universidad discutieron para organizar espacios donde discutir cuál debe ser el rol de la CTA en este momento histórico. La concurrencia fue importante, no sólo por las más de 100 personas que había en el aula, sino por la calidad de las intervenciones y la vocación de profundizar la discusión y ampliar la organización para que los trabajadores avancen con mayor protagonismo en la contrucción de un proyecto nacional y popular.

Ideas contrapuestas

Entre las dos listas con más posibilidades, la diferencia central es el análisis que se hace de la coyuntura y la estrategia que se proponen. “La CTA tiene que ser el movimiento sindical convocante del campo popular”, dijo Yasky, el candidato que se postula para su reelección. “Nosotros creemos que es necesaria la autonomía del movimiento sindical. No tiene que subordinarse. Al contrario, queremos una CTA fuerte y vigorosa capaz de plantear políticas que interpelen a las políticas de Estado”, continuó. Yasky estuvo acompañado por el “Nono” Frondizi y Carlos de Feo (candidatos también en la lista nacional); y “Beto” Pianelli (el delegado de los subtes, que es candidato a secretario general de la CTA de capital) y Eduardo López (candidato a secretario adjunto capital).

“Beto” Pianelli es delegado de los trabajadores del Subte y siempre se nombra a su agrupación como una de las “nuevas experiencias sindicales”. Él dijo que con el proyecto de país iniciado en 2003 se empezaron a tocar “lugares nodales” en perjuicio de grandes conglomerados muy poderoso, y que la CTA es -y tiene que ser- parte de todas las políticas que vayan en este sentido.

El “Nono” Frondizi, militante histórico de ATE, fue elocuente al explicar por qué la mejor estrategia para los trabajadores es seguir en el camino de la recomposición salarial: “Los negros somos caprichosos, y cuando empezamos a recuperarnos queremos más, y para eso hay que organizarse. Además, el pueblo tiene memoria y sobre todo si tenemos en claro cual es el enemigo principal, porque la cosa es sacarle a los ricos para darle a los pobres, nosotros nos organizamos en defensa propia”.

Sin muchas más vueltas consideró que el enemigo son los grandes grupos económicos, “que se reunieron con Magnetto (CEO de Clarín), y se juntan en La Rural”. Y enumeró las políticas que fueron restando poder al enemigo, o a “esos lugares nodales” de los que había hablado Pianelli: está la vocación por conocer la verdad sobre Papel Prensa, una nueva ley de servicios audiovisuales, una política latinoamericanista, por nombrar algunas cuestiones. “Estamos en mejores condiciones en la Argentina y en América Latina que en los 70”, destacaron. “Hay pueblos y gobiernos con relaciones dialécticas y que empujan para el mismo lado, entonces la Central de los Trabajadores tiene que estar más fuerte que nunca para dinamizar la política”, concluyeron.
No hay enemigos adentro, pero el Pino no tiene que taparnos el Pinedo”

También hubo algunas menciones a las definiciones políticas que toma el sector adversario en la CTA, aunque siempre se destacó que “no son el enemigo” y que “sería bueno debatir las estrategias en el marco de pluralidad y deversidad que siempre logró contener la CTA”. Pero sí se criticó la alianza del sector que encabeza De Genaro y que en esta elección representa Pablo Micheli: “Eligieron otro camino, pero no hay enemigos adentro, en CTA somos todos trabajadores”. Y se discutió su marco de alianzas: “Otros eligen aliarse con el grupo A, por ejemplo para el 82 por ciento jubilatorio. Y en vez de acordar de entrada el aumento de los aportes patronales, después de votar con la derecha se quejan porque no los dejan discutir”, opinó el “Nono” Frondizi y tuvo gran aceptación en la sala. Además, los presentes coincidieron en que la campaña por el triunfo de la Lista 10 tiene que multiplicar los debates en los lugares de trabajo, ya que los medios de comunicación están ávidos por reflejar internas “baratas”, en vez de apostar al debate de ideas.

Por el contrario, respondiendo a las declaraciones de Pablo Micheli en un diario provincial de Córdoba del Grupo Clarín (que tituló “Los K van por la CTA”), Yasky se encargó de caracterizar el espacio que confluye en la Lista 10: “América Latina vive un momento de irrupción de emergentes de lucha popular en las definiciones políticas, en el marco de una crisis de hegemonía del capitalismo y un avance diferente y desigual de los pueblos. Al movimiento sindical y a las organizaciones sociales les toca un papel fundamental en el proceso de acumulación de fuerzas del campo popular”, dijo. Y criticó duramente a los sectores del campo popular que en los momentos de avance se “asustan” y “ahora se están subiendo a un tren que va para otro lado”. Es más: “Reivindican la necesidad de que gane la derecha para que el campo popular se reagrupe nuevamente”.

Lineamientos generales

Yasky compartió su análisis sobre la situación de la CTA. “Tuvimos un gran momento en la resistencia de los 90 y después entramos en una nebulosa donde por suerte a algunos nos era incómodo estar”, se sinceró. “En los últimos años crecimos, porque fuimos a discutir temas reales. La CTA no tiene que ser testimonial y escribir documentos cada vez más profundos, tenemos que escribir – en todo caso – desde la experiencia concreta de la clase trabajadora”.

Sobre las características que debería tener el movimiento obrero dijo querer discutir la unidad en la acción con la CGT, y mantener la autonomía de la CTA: con un sistema de afiliación individual y directo, capaz de contener a los trabajadores que se expresan en los movimientos sociales. Y citó el ejemplo de Brasil, donde hay cinco centrales, y cuatro de ellas coinciden en las políticas que desarrollan. En fin, señaló que “la mejor forma organizativa para canalizar las necesidades de los trabajadores argentinos está en discusión y el debate franco, ya que hay muchas experiencias desde donde aprender”. De hecho, señaló que la unidad es, ante todo, una unidad política y en la acción en defensa de los intereses de los trabajadores “la mayor parte de la historia la CGT ha estado dividida, y hoy mismo hay una gran disputa en su seno. No tenemos que caer en el infantilismo de identificar a la CGT como burócratas y sentir que la CTA es pura y combativa”.

Presentes

Participaron Hugo Trinchero (decano de Filosofía y Letras), Jaime Sorín (ex decano FADU), Adriana Clemente (vicedecana de Ciencias Sociales), el profesor Rubén Dri, Carlos Girotti (Carta Abierta), Federico Montero (FEDUBA), Alejandro Rofman (Plan Fenix), Mario Toer, Jorge Gugliotta, María Inés Vignoles, Federico Robledo, Gustavo Bulla y Javier Brancoli (Consejeros Directivos), entre otros docentes e investigadores de la UBA. Y también 15 agrupaciones políticas de graduados y estudiantes. También estuvieron presentes integrantes de agrupaciones de graduados Lucía Cullen (sociales), PATRIA GRANDE, La Gironda, Espacio Plural (medicina), abogados de AJUS (derecho), Causa Popular (económicas), ATE Ingeniería y Farmacia y agrupaciones estudiantiles como La Vertiente, IURE (derecho), RCP, QRS (medicina), El Gradiente (ingeniería), El Germen, DEMOS, Juventud de UTE, Corriente Agustín Tosco, Estrella Federal, SIMEA.

Textuales

Carlos De Feo – CONADU: “El neoliberalismo hizo estragos en la universidad. Hoy por hoy se discute el presupuesto antes que la política. Al final triplicamos el presupuesto y triplicamos la corrupción. Además en un país con muchas necesidades. Y la mayoría de los trabajadores no están afiliados. Así que lo importante es el día después de la elección. Tenemos que construir los sindicatos, en este caso FEDUBA, y lo tenemos que hacer con propuestas. Hay que organizarse para ganar y para construir el proyecto de la CTA”.

Federico Montero – FEDUBA: “En estas elecciones de la CTA está en debate el modelo de país que los trabajadores necesitamos construir. Es importante que llevemos esta discusión a nuestros lugares de trabajo”.

Jorge Makarz – investigador del INADI: “Desde el neoliberalismo nos acostumbramos a construir a la defensiva, y hoy tenemos condiciones para profundizar una alternativa al neoliberalismo. Esto define un sistema de alianzas completamente diferente: el oportunismo táctico con sectores de la derecha tiene que ser descartado”.

Hugo Trinchero – Decano Filosofìa y Letras – UBA: “Me parece que hay que estar acá y fortalecer la organización sindical de los trabajadores docentes. La elección en la CTA es importante para consolidar el proyecto de nación”.

Secretaría de Prensa CONADU