Multitudinario acto de la CTA el 1º de Mayo

Foto: CTA

La Central de Trabajadores de la Argentina celebró el Día del Trabajador con un multitudinario acto realizado en la Federación de Box y realizó un especial homenaje a las Madres de Plaza de Mayo, por sus 35 años de lucha y resistencia.

Con la presencia de más de dos mil militantes de la CTA, el secretario general de la Central, Hugo Yasky, aseguró que el 1º de mayo encuentra a los trabajadores “siendo parte de un proceso de transformación que tiene hilo en el carretel para seguir avanzando y ampliando sus propios horizontes”.

El titular de la CTA fue el encargo de cerrar el acto. Allí manifestó que “el Gobierno hoy cuenta con el apoyo mayoritario de la población, cuyo núcleo más consistente está en el amplio respaldo de los trabajadores al rumbo de este gobierno, independientemente de lo que opinen en muchos casos sus dirigentes”.

Ante un público que acompañaba con cantos y bombos, Yasky se dirigió a las tribunas, señalando que a los dirigentes sindicales se les plantea la exigencia de “romper los viejos moldes y pensar formas novedosas de articulación del sindicalismo con las expresiones de la militancia juvenil y social identificadas con el kirchnerismo”.

Del acto participó toda la conducción de la Mesa Nacional de la CTA, secretarios provinciales y movimientos sociales y políticos integrantes de la central, entre muchos otros.

También estuvo presente durante la celebración una delegación de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, encabezada por Hebe de Bonafini. Las Madres recibieron, en manos de Yasky y de los secretarios adjuntos de la Central, una escultura realizada por el artista plástico Omar Gasparini. Al recibir la obra, Bonafini agradeció emocionada el presente y recordó que más del 54% de los desaparecidos eran trabajadores que luchaban por una central como es la CTA: “Gracias por reivindicar a nuestros hijos y a nosotras. Gracias por la lucha por una central con dignidad, para que nadie sea tercerizado, pisoteado o señalado por burócratas sindicales; eso no querían nuestros hijos”.

Otras voces

Además de Yasky fueron oradores del acto los secretarios adjuntos de la CTA, Pedro Wasiejko y Marcelo Frondizi.

Por su parte, Wasiejko, también titular de la Federación de Trabajadores de la Industria y Afines (FETIA) destacó el papel de los trabajadores en la historia de nuestro país, reivindicó el momento que vive la Argentina y señaló que “sin embargo, aún restan cosas por hacer, porque hay más de 3 millones de personas que se encuentran en condiciones de irregularidad y otros miles que aun permanecen desocupados”.

Por otra parte, el dirigente del neumático propuso profundizar las políticas de vivienda y viabilizar mejoras en los servicios de transporte e infraestructura, tras indicar que “el papel de la Central no sólo es apoyar lo que hay que apoyar sino también poner la crítica donde tiene que estar”.

En tanto que Frondizi inició su discurso con una mención al dirigente sindical Jorge Di Pascuale, desaparecido durante la última dictadura militar. Con él, recordó a todos los trabajadores y trabajadoras desaparecidas. Además, Frondizi apuntó: “acá están los trabajadores para empujar la patria libre latinoamericana”.

Acompañaron el acto de la CTA, los legisladores Martín Sabbatella, Carlos Heller, Juan Carlos Junio, Carlos Raimundi, Edgardo Form, el secretario general de La Cámpora y diputado nacional, Andrés Larroque y el secretario general del Partido Comunista, Patricio Etchegaray. También estuvo presente, en representación del gobierno de Bolivia, su embajadora en nuestro país, Leonor Arauco.

 

Fuente: Secretaría de Prensa de la CTA.