Defendiendo el Derecho Humano a la nacionalidad en República Dominicana

ie

La Internacional de la Educación, como federación sindical mundial que representa a más de treinta millones de trabajadoras y trabajadores de la educación en el mundo. El Comité Regional de la Educación en América Latina y la Red de Trabajadoras de la Educación levantan hoy la voz por la preocupación ante el fallo del Tribunal Constitucional que ordenó dar tratamiento de extranjeros a todos los nacidos en el país desde 1929 de madres y padres haitianos que estuvieran en el país en calidad de extranjeros en tránsito. A partir de este fallo se niega la nacionalidad dominicana a todas y todos los dominicanos nacidos de madres y padres haitianos.

Ya se ha denunciado que la Junta Central Electoral, que administra el registro civil, comenzó a retener las copias de las actas de nacimiento y cédulas de identidad a las y los dominicanos de ascendencia haitiana con el argumento de que, al nacer en territorio dominicano de padres extranjeros ilegales, fueron registrados de forma fraudulenta, con lo que se irrespeta el principio de irretroactividad de las leyes”.

Ya desde el año 2010 se determinó que las y los trabajadores inmigrantes haitianos en su extensa mayoría, son extranjeros “en tránsito” y sus hijas e hijos nacidos en el país ya no pueden adquirir la nacionalidad dominicana de forma automática. Esta sentencia aplica retroactivamente (85 años atrás) una noción de tránsito ya cuestionada por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

La Red de Trabajadora ha conocido que diversos organismos internacionales de derechos humanos insisten en se deja en el limbo jurídico a miles de personas, ya que sin los documentos de identidad no se pueden continuar sus estudios ni realizar ningún trámite civil, como tener un empleo formal, abrir una cuenta bancaria o casarse.

La Internacional de la Educación mira con preocupación que se despoje de la nacionalidad a las personas y se persiga específicamente a poblaciones migrantes y vulnerables. La Red de Trabajadoras de la Educación de la Internacional de la Educación para América Latina llama la atención a las autoridades dominicanas para que respeten los tratados internacionales y los derechos humanos plenos.

Para fortalecer la democracia se deben fortalecer los derechos individuales y colectivos y especialmente ampliar la mirada de lo que implica que el Estado se haga presente como principal garante de estos derechos.

Estaremos dándole seguimiento a esta situación y hacemos un llamado al gobierno de República Dominicana para que respete el derecho humano a la nacionalidad de todas y todos los dominicanos.