“El conflicto universitario sigue estancado y hoy empieza una semana de paro docente”, Clarín

Las autoridades ofrecieron una suba del 20% en cuatro cuotas. También habrá clases públicas.

 

Por la falta de acuerdo salarial entre el gobierno nacional y las universidades, hoy arranca un paro convocado por la Conadu y la Conadu histórica que se extenderá por una semana. En total, afectará a 54 universidades nacionales y 84 colegios preuniversitarios (entre ellos, el Nacional Buenos Aires y el Carlos Pellegrini). Federico Montero, secretario de organización de Conadu y secretario general de Feduba, aseguró que esperan que “la adhesión sea masiva”. Las negociaciones para definir la paritaria para los alrededor de 180 mil docentes de todo el país, ya lleva seis reuniones y más de dos meses. Educación ofrece un 20% y los maestros piden un 35%.

“Arrancamos la paritaria el 23 de febrero. Y, desde el inicio, hicimos una cuenta simple: el año pasado, nuestro acuerdo fue superado por la inflación. Firmamos por 35% y el aumento de precios alcanzó el 43%. Es decir que perdimos entre 8% y 10%. En 2017, se proyecta que la inflación sea del 25%. Por lo que, para lograr una recomposición salarial, reclamamos un 35%”, explicó a Clarín Montero, y destacó que si el Gobierno hace una “propuesta razonable” estarán “abiertos a discutir”. El problema, según ellos, es que el Ministerio se mantiene firme en números muy por debajo de lo pedido, por lo que la negociación está frenada. “Al principio, la oferta fue del 18% a pagar en cuotas mensuales de 1,4%. Y la última propuesta fue de 20% en tres cuotas de 6% más otro 2% en enero de 2018. No logramos pasar esas cifras”, resaltó Montero. A su vez, explicó que se encontraron con algunos “agravantes”: “En 2016, el Gobierno incumplió. Habíamos arreglado la paritaria con cláusula gatillo y no nos volvimos a juntar. Tampoco recibimos el bono de fin de año que sí se les otorgó a los no docentes y no avanzaron en el compromiso de regularizar la situación de contratados y docentes ad honorem”.

Del otro lado, Danya Tavela, subsecretaria de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, sostiene que “los docentes no perdieron poder adquisitivo”. “La paritaria del año pasado fue del 35% y la inflación no superó el 24%”, dijo Tavela a este diario. Y agregó: “Además existen restricciones de carácter presupuestario y fiscal por las que continuamos trabajando en tratar de mejorar la propuesta, aunque difícilmente podamos movernos de ahí”. Por último, afirmó que no están de acuerdo con el paro “porque es una medida de fuerza extrema a la que se llega cuando el diálogo se termina”.

En algunas provincias, como Santiago del Estero y Corrientes, harán un cese total de tareas. En cambio, en Capital el paro tendrá una modalidad activa. “Mañana (por hoy), los estudiantes de la UBA van a tener clases públicas en las estaciones de Constitución, Retiro y Primera Junta. El martes, junto con la Universidad de las Artes, vamos a seguir con las clases en el Ministerio de Educación. El miércoles, para acompañar la marcha contra el 2×1 a represores, queremos trasladar las actividades a Plaza de Mayo y manifestarnos en contra de la impunidad. Y el jueves, teniendo en cuenta que el conflicto con los investigadores no se resolvió y que va a haber una reunión por este tema, vamos a enseñar desde la puerta del Conicet”, precisó Montero. Estas acciones buscan también preparar el terreno para la marcha federal universitaria que se llevará a cabo el martes 16 de mayo a las 17, en el Congreso, y aguardan la llegada de docentes de todo el país.