Apertura del XXXIV Congreso Ordinario de CONADU: amplio respaldo político-sindical

Con una amplia participación de referentes internacionales, del ámbito nacional y representantes de 26 gremios de base, comenzó hoy el XXXIV Congreso Ordinario de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) bajo el título “Hacia el centenario de la Reforma, por una Universidad Democrática y Popular”. Entre otros temas, durante tres días se pondrá a consideración la memoria y el balance, el ingreso de nuevas asociaciones y la acción político gremial de CONADU en defensa de una universidad pública, popular y democrática.

Del acto de apertura estuvieron presentes Flavio Da Silva y Eduardo Rolim de Oliveira, de PROIFES Brasil; Santiago Guillermo, de la Federación de Profesores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (Faprouasd), República Dominicana; Sonja Staack desde GEW, Alemania; Miguel Alejandro Ramos Tapia de FAUECH, Chile; y Adercia Hostin de CONTEE de Brasil. Entre las personalidades nacionales acompañaron Hugo Yasky, Roberto Baradel, Pablo Masciangelo, Francisco “Tito” Nenna, Mariano Recalde, Damián Loreti, Pablo Vila y rectores de distintas universidades nacionales. Además, se dio lectura a decenas de adhesiones y saludos, incluido un video de felicitación de Cristina Fernández de Kirchner recordando que fueron los estudiantes quienes hicieron la gran reforma democratizadora de la universidad pública: “La Reforma del 18 es un refrescar la memoria y la democracia”.

Hugo Yasky abrió el panel haciendo referencia al intenso año de luchas contra el ajuste: “El gobierno de Macri tiene un objetivo claro que es avanzar contra la educación pública, y particularmente contra la universidad pública. Se apunta a que la universidad deje de ser un derecho. Tenemos en nuestras manos una responsabilidad enorme”.

A pesar de sus compromisos de campaña electoral, Mariano Recalde quiso estar presente y agradeció el trabajo de la Federación, en su rol de docente universitario afiliado a Feduba, la gremial docente en la UBA: “Vengo a acompañar en este contexto de flexibilización laboral, de reducción de los derechos de los trabajadores y de ataque a las organizaciones sindicales”.

Entre las representaciones internacionales, Rolim de Oliveira tomó primero la palabra y comparó las realidades argentina y brasilera: “Es muy importante que los sindicatos sean cada vez más fuertes para poder resistir, y también tener propuestas para avanzar en las conquistas sociales a recuperar. No podemos permitir que la privatización sea la marca de la educación del futuro”.

Adercia Hostin también dio cuenta de los espacios de resistencia y de enfrentamiento, en un momento de reflexión para todos los países de América latina. En la misma línea se expresó Santiago Guillermo: “Seguiremos en lucha porque el proceso de mercantilización de la educación pública es una realidad en la región”.

A contramano con las políticas de retroceso, el compañero Ramos Tapia compartió en cambio los incipientes avances hacia la educación superior pública que comienzan a vivirse en Chile: “Queremos recuperar la universidad democrática y popular que Chile logró alcanzar en el año 73 y que fue detenida durante todo este tiempo”.

Para cerrar tuvo lugar la intervención del Secretario General de CONADU, Carlos De Feo: “Las universidades no son más consultadas por el Estado, estamos perdiendo recursos y hemos perdido políticas inclusivas. Hemos perdido la mitad de las becas PROGRESAR de los jóvenes, se han perdido recursos para comedores, para alojamientos, para tutorías. Hoy estas políticas están en retroceso y nos quieren llevar a una universidad aislada y encerrada. Este modelo de país necesita de una universidad que es previa al 45 y que genera los profesionales que requiere el capital financiero, mientras se ataca y reduce todo lo que tiene que ver con el desarrollo autónomo del país. Es nuestra responsabilidad discutir el modelo de universidad que nos quieren proponer. Estamos condenados a la victoria: por convicción, decisión y por voluntad de lucha”.